Si usas imágenes de un banco de imágenes gratuito, esto te interesa

Cada vez se crean más páginas web, cada vez más negocios incorporan una web para vender o promocionar su producto y cada vez internet es un canal de ventas más utilizado. De hecho, muchos negocios hoy en día solo existen online y, algunos de ellos, una vez que ya son reconocidos y han tenido éxito dan el salto al negocio offline. Un ejemplo de ello es Hawkers, una compañía de gafas de sol que empezó vendiéndolas a través de internet y que ahora ya cuenta con numerosas tiendas físicas. Volviendo a las webs, muchos pequeños negocios al crear una web y darle contenido, se ven en la necesidad de "adornar" su sitio online con imágenes y, ante esto encontramos infinidad de bancos de imágenes que nos ofrecen miles de imágenes de todo tipo. Pues bien, respecto de estos bancos de imágenes podemos encontrar servicios de suscripción pero también servicios gratuitos, en los que los autores de las imágenes las cuelgan en el banco de imágenes para su uso libre por parte de los usuarios de la web, una oportunidad quizá para fotógrafos amateur o que se están iniciando. Un ejemplo de estas plataformas es PIXABAY si bien hay muchas otras, esta está disponible en español.

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Haciendo un recorrido por la citada plataforma, vemos que hacen referencia no solo a la gratuidad de su servicio sino también a la posibilidad de usarlo con fines comerciales: "Pixabay es una comunidad dinámica de creativos que comparten imágenes y videos sin derechos de autor. Todos los contenidos se publican bajo la Licencia Pixabay, que los hace seguros para usar sin pedir permiso o dar crédito al artista, incluso con fines comerciales".  Este tipo de obras se suele denominar "copyleft" y no es que sean "sin derecho de autor" pues estos son inalienables, sino que los autores sencillamente y renunciando al complejo argot jurídico, permiten su uso por cualquier usuario de la plataforma, que por cierto, no tiene versión premium ni es posible el pago de ninguna imagen ni suscripción. Por otro lado, encontramos empresas que persiguen infracciones de derechos de autor y reclaman a los que utilicen imágenes sin tener una licencia válida. A menudo se ponen en contacto con el supuesto infractor alegando que el autor de la imagen es cliente y reclaman en su nombre. Curiosamente no suelen indicar el nombre del autor de la obra ni el título por el cual reclama los derechos de autor de su cliente/autor. Si tienes una página web, el desconcierto y susto suele ser inevitable y la reacción común es quitar la imagen reclamada de la web, pero esto es inútil y además no tiene sentido si hemos descargado la imagen de un banco gratuito y libre de derechos (ojo, porque no es lo mismo). Si no has hecho nada mal, ¿por qué quitar la imagen? Lo que sí es cierto es que, conviene extremar las medidas para asegurar que hemos usado la imagen sin violar los derechos de autor, pues esto es un verdadero problema hoy en día ya que los derechos de autor son ampliamente vulnerados en todo el mundo. Por lo tanto, los consejos que proponemos son:

  1. Cuando descarguemos la imagen, hagamos captura de pantalla, guardemos el enlace donde se ubica esa imagen en un documento así como el nombre del autor, si consta y la fecha de descarga. Piensa que la imagen puede ser borrada del banco en cualquier momento.

  2. Haz capturas de pantalla de la plataforma de donde te descargas las imágenes y guarda los enlaces donde figuran las condiciones de uso de la web. Por ejemplo, de PIXABAY: https://pixabay.com/es/service/license/

  3. Usa la herramienta: https://tineye.com/ para ver donde más figura tu imagen, si la has sacado de un banco de imágenes, aunque haya sido borrada, seguirá apareciendo.

  4. Si te notifica una de estas empresas comunicando un incumplimiento: - No quites la imagen. Recuerda que no tienes nada que ocultar. Ellos también se equivocan. - Ponte en contacto con un profesional para que gestione el asunto.

  5. Como recomendación final, se recomienda acreditar la imagen, por consideración al autor y a la plataforma de descarga, una acción que no cuesta nada y colaboramos a que estos bancos de imágenes gratuitos sean sostenibles.