¿Qué implica estar federado a un deporte? Los derechos y deberes del deportista federado

En muchas ocasiones, nosotros o los pequeños de la familia nos apuntamos a un deporte, bien sea fútbol, baloncesto, tenis, voleybol o cualquier otro y al superar un "cursillo" inicial, si queremos seguir disfrutando de dicho deporte llegamos al punto en el que necesitamos tener una "licencia federativa" para poder participar en competiciones oficiales. Pero, ¿alguna vez nos preocupamos por las implicaciones (legales) de esa licencia federativa?

Por una parte, el deportista tendrá derechos implícitos a esa licencia, quizá el más destacable es que la licencia le da acceso a todas las competiciones oficiales (campeonatos regionales, nacionales etc.), por otro lado, un beneficio imprescindible es la obtención del Seguro Obligatorio Deportivo, regulado mediante el Real Decreto 849/1993, de 4 de junio, por el que se determina las prestaciones mínimas del Seguro Obligatorio Deportivo. Por otro lado, si reunimos algunas otras condiciones, estas varían en funcion de la federación deportiva, podremos ser electores y elegibles para formar parte de la estructura interna de las federaciones, o decidir quien queremos que nos represente.

Por otra parte, tendriamos los deberes y aquí hay varias cosas a destacar. Por un lado, nos sometemos al régimen disciplinario de la federación y del club, igualmente, nos sometemos a los controles de dopaje que nos pueda hacer la AEPSAD (Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte) o cualquier otro organismo con competencia para ello. También estaremos "obligados" a acudir con la selección nacional o regional cuando seamos seleccionados para ello (curiosamente, así lo establece el art. 47 de la ley del deporte, y del mismo modo, dicha norma ha sido traspuesta en la mayoría de leyes autonómicas que regulan el deporte). Por último, algunas federaciones, por desgracia, son las que menos, nos exigen previo a la expedición de la licencia que realicemos un reconocimiento médico de aptitud para practicar dicho deporte.

Pues bien, respecto lo anterior, conviene hacer algunas reflexiones:

Existen federaciones deportivas en las cuales el procedimiento para federar a un deportista ha de hacerse a través de un club, necesariamente. Es decir, es el propio club al que se adscribe el deportista el que emite en su nombre la licencia federativa. Siendo este el sistema reglado por una federación deportiva cabe hacerse las siguientes preguntas:

¿El acto de federarse, supone la formalización de un contrato?

Parece claro que sí, aunque se realice a través de medios electrónicos y de manera poco formal en muchas ocasiones, acabamos de ver que cuando una persona se "federa" esta asumiendo derechos y obligaciones, creando una relación jurídica entre dicha persona y la federación a la que se adscribe.

Entonces, ¿qué potestad tiene el club para "contratar" esa licencia federativa en nombre del deportista?

Aquí la cuestión sería si un formulario formalizado por el deportista, o sus tutores legales sería suficiente para permitir al club "contratar" en nombre del deportista. Pero, pongamos que sí, lo que nos lleva a la siguiente cuestión:

¿Tiene el club que se encarga de formalizar la licencia federativa en nombre del deportista el deber de informar a dicho deportista de los derechos y deberes de tal "contrato"?

Nuevamente, está claro que o bien la federación deportiva o bien el club, deben asegurarse que el deportista está enterado de las implicaciones que tendrá esa licencia federativa, antes de que sea emitida, y es que, como ya hemos dicho, la licencia federativa genera un vínculo jurídico con la federación, y con el club por el que compites. Piensese en un deportista recien federado, que compite en un campeonato autonómico, en el cual le hacen por sorteo un control de dopaje y casualmente dicho deportista está tomando una medicación que contiene sustancias prohibidas... El club debería haber avisado de que es necesario rellenar el formulario de Autorización de Uso Terapéutico (AUT). Las probabilidades de que esto ocurra son ínfimas claro, pero la realidad es que clubes y federaciones deben hacer verdaderos esfuerzos por informar y dar a conocer las normas que implican practicar un deporte.

En definitiva, debemos tener claro que los clubes y federaciones tienen unas obligaciones importantísimas de cara a los deportistas, al fin y al cabo, viven de los deportistas, en cierto modo, son sus "clientes".


Photo by Adrià Crehuet Cano on Unsplash
Photo by Adrià Crehuet Cano on Unsplash