Las expectativas legales del 2020

El ya pasado año 2019 dejó algunos hitos importantes en temas jurídicos relevantes.

Pasando por alto la cuestión política del procés, que daría para escribir varios libros, existieron cambios importantes como la modificación de la Ley de arrendamientos urbanos, la entrada en vigor del registro horario para los trabajadores, la nueva ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario y algunas sentencias importantes, como las de los riders, contradictorias según el fuero territorial pues algunos tribunales los han considerado autónomos y otros han entendido que existía laboralidad. En el mundo del deporte también novedades. Recientemente se anunciaba que para la próxima temporada (osea 2020/2021), los árbitros de Primera y Segunda tendrán contrato de trabajo y Seguridad Social.

Pues bien, con todo ello, el 2020 nos traerá interesantes cuestiones legales. Por un lado la incipiente cuestión de los Riders, quizá no llegue este año un pronunciamiento del Tribunal Supremo, pero puede que se inicie un margo regulador para estos trabajadores, quizá a través de una relación laboral de carácter especial, quien sabe.

También estaremos pendientes al desarrollo de la tan ansiada ley del deporte, que ya tiene un recorrido importante hecho pero que la situación política no ha permitido que se llevara a efecto la renovación de una ley que este año cumple tres décadas de existencia.

Por último, el sector tecnológico, cuya vertiginosidad hace que cualquier pronóstico sea aventurado, nos traerá novedades y, seguro alguna que otra sentencia o resolución de calado, por ejemplo por parte de la AEPD. Sin ir más lejos, recientemente hemos visto que la autoridad francesa de competencia ha impuesto una importante sanción económica a google por infringir el derecho de la competencia.