El caso Messi vs. FC Barcelona, en síntesis

Con la intención de hacer un artículo lo más visual posible, dado que la información sobre el tema es muy amplia, sólo me centraré en un resumen y al final un pequeño análisis.


Hechos:


- En principio, parece claro (aunque sin ver el contrato no se puede afirmar con seguridad), que Leo Messi tenía una cláusula contractual que establecía que, a final de esta temporada podría salir LIBRE siempre y cuando lo notificara al club antes del 10 de junio.


Atención porque se han de extraer dos cosas: por un lado, esta cláusula se aplica "a final de temporada", esto normalmente sucede a final de mayo, pero el coronavirus a trastocado este final de temporada en todo el mundo, no sólo en España. Por otro lado, tenemos la mención expresa a la fecha límite para ejercer este derecho, el 10 de junio.


- Al margen de esta cláusula, la cláusula de rescisión del jugador estaría en torno a 700 millones de Euros.


- Por último, Messi acaba contrato en 2021.


Si Messi se fuera a otro club, el FC Barcelona podría demandar a Messi y no a su nuevo club, por rescindir su contrato de trabajo sin justa causa, porque entiende que su derecho a irse libre expiró el 10 de junio, porque lo dice expresamente el contrato, aplicando los art. 1281 y sucesivos del Código Civil probablemente, sobre la interpretación de los contratos.


Del mismo modo, Messi invocaría los mismos artículos, pero pretendiendo una interpretación del contrato basada en la intención de las partes, en el espíritu de la cláusula, entendiendo además que el Barça reconoció en documentos con la FIFA que el final de temporada sería en agosto, y, aunque no existiesen estos documentos, es obvio que el club jugó partidos oficiales en agosto, por tanto, la TEORÍA DE LOS ACTOS PROPIOS, tiene bastante relevancia en este caso.


Si bien parece que Messi juega con ventaja este partido, no es menos cierto que es un potencial pleito de 700 millones de euros. Por otro lado, si el Barça se enroca, el jugador puede salir libre de todos modos en 2021. Por lo que, la opción más coherente es la de negociar un acuerdo de traspaso.


La opción de que ambas partes se reconcilien no parece muy posible, y la de que Messi renueve más allá del 2021, también se antoja complicada.



Photo by Andy Holmes on Unsplash